91 639 29 06

Entre las actividades que podemos realizar durante el embarazo, el yoga es uno de los más beneficiosos, sobre todo en el primer trimestre de la gestación. Hoy te contamos cuales son los beneficios de esta práctica.

Mejora el estado anímico

Debido al baile de hormonas que las mujeres sufrimos durante el embarazo, el estado de ánimo puede variar, sobre todo si eres primeriza y te están surgiendo las típicas dudas respecto a tu estado. El yoga ayuda a reducir el estado de ansiedad, a descansar mejor y a vincularse con el bebé de forma espiritual. Contribuirá a tu bienestar serenando tus miedos e inseguridades ya que los ejercicios de relajación y respiración ayudan a calmarnos y a regular los flujos de oxígeno cuando más lo necesitamos.

Por otra parte, a la hora del parto es esencial saber relajarse, y el yoga te ayudará a facilitar tu relajación. Durante las contracciones y el parto, el cuerpo liberará la oxitocina, hormona que ayuda a reducir el dolor, por lo que cuanto más tranquila estés más fácil resultará dar a luz.

Fortalece la musculatura

Es importante durante la etapa de gestación fortalecer los músculos, sobre todo de la zona pélvica, espalda y caderas. Esto facilitará el progreso natural del embarazo y hará mas fácil y menos doloroso el parto. Con la práctica del yoga y las diferentes posturas, llamadas también asanas, se realiza también ejercicio a la vez que se controla la respiración y el equilibrio.

Debes tener en cuenta que la práctica del yoga durante el embarazo no solo nos beneficiará en la etapa de gestación, sino que también nos ayudará a posteriori, ya que la flexibilidad que se alcanza nos ayudará a la hora del dar a luz, llevando mucho mejor ese maravilloso momento.

Después del parto, una seis semanas después, puedes reanudar tus ejercicios de yoga, te ayudará a volver a recuperar tu figura, ya que fortaleceremos el suelo pélvico y la zona abdominal.

Tiempo para ti misma y para el bebé

Otro de los beneficios de la práctica del yoga durante el embarazo es la dedicación de un tiempo para ti y para el bebé. La practica de esta disciplina durante la gestación permite conectar de otra forma con tu bebé, siendo también muy beneficioso para su formación.

Además, asistir a este tipo de actividades con otras mujeres en tu mismo estado te ayudará a compartir experiencias, dudas, y a sentirte acompañada de personas que están pasando por las mismas vivencias que tu.

Por último diremos que es importante para practicar los ejercicios de yoga correctamente durante el embarazo, tanto la supervisión de tu médico especialista como la ayuda de un profesional para poder adecuar las asanas al periodo de gestación en el que te encuentres y los movimientos que puedas realizar y te sean más beneficiosos.